Inicio
Base de datos actualizada al 21/04/2019(809 Sentencias)

Roger Luis Rosales Dulanto vs. Municipalidad Distrital de Huaura

PODER JUDICIAL : Corte de Huaura : Sala Civil



Resumen

El demandante solicita a la Municipalidad Distrital de Huaura información relativa al contrato de Leasing suscrito por la Municipalidad y una entidad financiera.

En primera instancia la demanda es declarada infundada al considerar que la información solicitada se encuentra protegida por el secreto bancario, por lo que es apelada por la parte demandante señalando que las operaciones bancarias pasivas no se encuentran protegidas por el secreto bancario.

En segunda instancia, la Sala revoca la apelada considerando que, según la jurisprudencia del Tribunal Constitucional, el secreto bancario busca asegurar la confidencialidad de una esfera de la vida privada de los individuos o personas jurídicas de derecho privado, en el caso de las entidades públicas la regla general es la publicidad y transparencia de la información. Por ello, considerando que la Ley General del Sistema Financiero (Ley Nº 26702) solo prohibe el suministro de información de actividades bancarias pasivas y que el contrato de leasing no es un movimiento bancario de de cuentas sino una actividad bancaria activa , declara fundada la demanda.

Sentencia Relevante:Se establece que el secreto bancario busca asegurar la confidencialidad de una esfera de la vida privada de los individuos o personas jurídicas de derecho privado. En el caso de las entidades públicas la regla general es la publicidad y transparencia de la información. Por ello, de conformidad con el artículo 140º de la Ley General del Sistema Financiero (Ley Nº 26702) las operaciones bancarias activas son información pública.

Expediente

CORTE SUPERIOR DE JUSTICIA DE HUAURA SALA CIVIL


EXPEDIENTE         : N° 01285-2008-0-1308-SP-CI-01
DEMANDANTE : ROSALES DULANTO ROGER LUIS
DEMANDADO : MUNICIPALIDAD DISTRITAL DE HUAURA
MATERIA         : PROCESO DE HÁBEAS DATA
PROCEDENCIA : SEGUNDO JUZGADO CIVIL DE HUAURA

Resolución número: NUEVE 

Huacho, 31 de octubre del 2008.

VISTOS: 

En audiencia pública, sin informe oral de los abogados de los justiciables, y; 

CONSIDERANDO:


1. RESOLUCIÓN OBJETO DEL RECURSO

Es materia de apelación la sentencia contenida en la Resolución número Cuatro, de fecha dos de julio del dos mil ocho, que declara infundada la demanda de Hábeas Data presentada por Roger Luis Rosales Dulanto contra la Municipalidad Distrital de Huaura

II. ANTECEDENTES

1. El demandante por medio de la presente pretende que la Municipalidad demandada cumpla con brindarle la información del contrato de Leasing suscrito por la demandada y con una entidad financiera.

2. Admitida a trámite la demanda, es contestada por el alcalde de la Municipalidad demandada solicitando que sea declarada improcedente.

3. Emitida la sentencia, obrante a folios 32 a 35, que declara la improcedencia de la demanda, es apelada por el demandante y es materia de grado.

III. FUNDAMENTOS DEL RECURSO DE APELACIÓN

Sustenta el demandante lo siguiente:

1. Se interpone recurso de apelación al no encontrarse acorde a ley, la cual tendrá que ser revocada por el Superior.

2. La resolución apelada causa agravio al declararse infundada por cuanto no se ven restablecidos los derechos vulnerados. 

IV. CUESTIONES LEGALES PREVIAS

La Constitución Política prevé:
Artículo 200.- Acciones de Garantía Constitucional' “Son garantías constitucionales:
La Acción de Hábeas Data, que procede contra el hecho u omisión, por parte de cualquier autoridad, funcionario o persona, que vulnera o amenaza los derechos a qué se refiere el artículo 2, incisos 5 y 6 de la Constitución.

Artículo 2.- Derechos fundamentales de la persona: "Toda persona tiene derecho (...) 5. A solicitar sin expresión de causa la' información que requiera y a recibirla de cualquier entidad pública, en el plazo legal, con el costo que suponga el pedido Se exceptúan las informaciones que afectan la intimidad personal y las que expresamente se excluyan por ley o por razones de seguridad nacional (...)".

El Código Procesal Constitucional prevé
Artículo 61.- Derechos protegidos: “El hábeas data procede en defensa de los derechos constitucionales (,..)1) Acceder a información que obre en poder de cualquier entidad pública, ya se trate de la que generen, produzcan, procesen o posean, incluida la que obra en expedientes terminados o en trámite, estudios dictámenes, opiniones, datos estadísticos, informes técnicos y cualquier otro documento que la administración pública tenga en su poder (...)”.

Ley General del Sistema Financiero y del Sistema de Seguros y Orgánica de la Superintendencia de Banca y Seguros Ley N° 26702 prevé:

Artículo 140.- Alcance de la Prohibición: “Está prohibido a las empresas del sistema financiero, así como a sus directores y trabajadores, suministrar cualquier información sobre las operaciones pasivas con sus clientes, a menos que medie autorización escrita de éstos.

V. CONSIDERACIONES DE FONDO

1. El A quo ha declarado infundada la demanda sustentado principalmente que:

1.a) El Hábeas Data cubre el acceso a la información y la autodeterminación, y si bien se permite un espectro amplio de aplicación del mismo,, no significa que deje de existir determinada información que sea restrictiva como la protegida por el artículo 140 de la Ley N° 26702 Ley General del Sistema Financiero y del Sistema Seguro y orgánica de Banca y Seguros.
1.b) Considera que el contrato de leasing está protegido es una operación bancaria no es factible la obtención de de la información, ni al amparo de la ley de Transparencia y Acceso a la información.
1.c) No le resulta aplicable las normas orientadas a las excepciones previstas en los artículos 141 y 142 de-la Ley N° 26702.

2. Al expresar agravios el demandante ha precisado entre otras fundamentos de porque debe ampararse su pretensión, en primer término porque cuestiona que se haya considerado el contrato de arrendamiento financiero^ por la Municipalidad provincial de Huaura es una operación bancaria pasiva, por cuanto es activa y por ende no está protegida por el secreto bancario, al respecto es de señalar:

2.a) En efecto este Colegiado coincide, porque así lo establece la doctrina, que las operaciones bancarias pasivas son aquellas que implican la recepción de dinero y recursos financieros de sus clientes para aplicarlas a sus propios fines, precisamente porque es una actividad de recepción, más no de inversión o manejo activo de dichos fondos.
2.b) En cambio se consideran como Operaciones bancarias activas, aquellas en las que las empresas del Sistema bancario Financiero otorgan a sus clientes créditos, en sus diferentes modalidades, como lo define la transcripción que hace el apelante,' toda vez que dicha actividad precisamente es activa porque obedece a la función propia del Banco de invertir los fondos que se le entregan para generar ingresos a fin de abonar mayormente los intereses que abonan a sus ahorristas o para cumplir con sus fines previstos.
2.c) Consecuentemente el contrato de Leasing, conforme lo define el maestro Max Arias Schereiber, conforme a la trascripción efectuada por el apelante, dicho contrato está comprendido dentro de las operaciones bancarias activas y no pasivas.

3. Sin perjuicio de lo señalado, con respecto al argumento de que dicho contrato de Leasing está protegido por el secreto bancario, es de considerar lo siguiente:

3.a) Es cierto que el derecho de acceso a la información pública contenido en el inciso 5 del artículo 2° de la constitución Política del Estado, tiene limitaciones, por cuanto no es un derecho absoluto, precisamente dentro de esas limitaciones ha sido la de considerar que la información requerida está protegida por el denominado “Secreto Bancario”.
3.b) El Tribunal Constitucional ha establecido que la protección Constitucional que se dispensa con el secreto bancario busca asegurar la reserva o confidencialidad de una esfera de la vida privada de los individuos o de las personas jurídicas de derecho privado', por lo que en ese sentido el secreto bancario forma aparte del contenido constitucionalmente protegido del derecho a la “intimidad".
3.c) Sin embargo es de tener en cuenta que ello es diferente con la información pública, en la que la regla general es su publicidad y transparencia, y la excepción es el secreto; mientras que tratándose del conocimiento de información vinculada a la vida privada de una persona, la regla es siempre el secreto o confidencialidad, siendo la publicidad una excepción, lo que está sujeta al Test de razonabilidad y proporcionalidad.

4. La Municipalidad Distrital de Huaura, dada su condición de Gobierno Local, es una entidad pública y por ende la información que maneja por io general es una información pública, por cuanto está sometida al principio de Publicidad, salvo aquellas excepciones que prevé el artículo 15, 15-a, 15-b y 15-c de la Ley N° 27806 pueda corresponder, las que en forma alguna han sido demostradas ni evidenciadas.

5. Es de tener en cuenta que de acuerdo a la Constitución, se garantiza el acceso, conocimiento y control de la información pública, a fin de favorecer la mejor y mayor participación de los ciudadanos en los asuntos públicos, así como la transparencia de la actuación y gestión de las entidades gubernamentales(2), dentro de las cuales obviamente debemos considerar a los Gobiernos Locales.

6. El contrato de arrendamiento financiero - Leasing, celebrado entre la Municipalidad Distrital de Huaura y la entidad Financiera, respecto á de vehículos motorizados, un volquete, una retroexcavadora y un cargador frontal, como se ha indicado no está revestido del secreto bancario al no tratarse de un movimiento bancario o cuentas propiamente; tampoco se han expuesto otras razones para que no se pueda otorgar dicha información, por lo que teniendo en cuenta el principio de Publicidad y transparencia, que rige a toda entidad pública, como la demandada, en prima facie, debe considerarse que dicha información es pública y por ende pasible de informarse.

7. Por otro lado, no se advierte que la información requerida esté incluida dentro del artículo 15 inciso c de la Ley de Transparencia y Acceso a la información pública, como refiere la Carta N° 0003-2008-S.G/T.I.P/MDH de fecha 11 de enero del 2008, cuyo sustento como se indica es el sólo hecho de considerar que está protegido por el secreto bancario, que como se ha visto no es así. Por lo que no se advierte que haya razón valedera para no acceder a lo solicitado.

8. Asimismo el sustento que hace en su contestación la demandada, punto tercero, en aplicación del artículo 140 de la Ley N° 26702, referida a una obligación de parte de los funcionarios y trabajadores del Sistema Financiero,, pero sobre todo porque la entidad demanda en condición de gobierno local, toda su información es pública, máxime si está, referida a fondos y contratos que se hacen con el erario público, salvo justificación o excepción que tiene la obligación de acreditar.

9. Cabe indicar que si bien tanto en la solicitud de folios tres, como en la demanda no se precisa las placas del camión, y vehículos motorizados que refiere, sin embargo es de verse que éstos han sido debidamente identificados por la demandada conforme a la respuesta dada en la Carta N° 0003-2008-S.G/T.I.P/ MDH de fecha 11 de enero del 2008, donde incluso se precisa que el contrato de Leasing que los contiene, está bajo la protección del denominado Secreta bancario y por ende se niega a entregar dicha información, por lo que ello no puede ser óbice para otorgar la información requerida.

10. Finalmente es de precisar que dada la condición de Gobierno Local, la Municipalidad demandada la información que maneja se encuentra sometida al principio de Publicidad, en consecuencia se presume toda información que mantenga, salvo las excepciones que la Constitución y la Ley prevé como la Ley N° 27806 o Ley 26702, Ley del Sistema Bancario, las que no han sido demostradas que concurran, por lo que en aplicación de dicho principio tiene la obligación de entregar la información que se requiera y en ningún caso está obligada a exigir la expresión de causa para otorgarla, debiendo por ende ampararse la demanda.

11. No corresponde condenarse al pago de costos procesales por cuanto es de advertir que la entidad demandada se ha negado en una errónea posición de considerar que dicha información está protegida por el secreto bancario y que por ende se encontraba dentro de las excepciones que la ley prevé para exonerarse del principio de Publicidad.

VI. DECISIÓN

Por tales consideraciones, la Sala Civil HA DECIDIDO:

REVOCAR la sentencia contenida en la Resolución número Cuatro, de fecha dos de julio del dos mil ocho, que declara infundada la demanda de Habeas Data presentada por Roger Luis Rosales Dulanto contra la Municipalidad Distrital de Huaura. REFORMÁNDOLA: DECLARARON FUNDADA la demanda de Hábeas Data y en consecuencia ORDENARON que la demandada Municipalidad Distrital de Huaura cumpla con otorgar la información requerida por el demandante respecto al contrato de Leasing, sin perjuicio del costo que ello pueda suponer. Sin costas del proceso.  Interviniendo como vocal ponente el señor Javier Herrera Villar.

Ss.
CELIS ZAPATA
GOMEZARGUEDAS
HERRERA VILLAR

Zona de Comentarios




Búsqueda rápida

Búsqueda por palabras clave


Sobre el proyecto

Cargando Reproductor

Visita Nuestro Blog Ayudanos a Mejorar
Busquenos en
Visitantes   :   2168857
Visitas hoy :   224


©2010. Suma Ciudadana. Todos los derechos reservados. Con el apoyo de OSF
Proveido por Bitrix Site Manager